JS NewsPlus - шаблон joomla Продвижение
Droga Droga Publica

Los humanos no somos la única especie que utiliza drogas recreativas. A continuación, cinco ejemplos de animales que consumen estupefacientes:


Elefantes
En Sudáfrica, existe la creencia popular de que los elefantes disfrutan de embriagarse. Esto se debe a que tienden a reunirse alrededor de los árboles de marula (Sclerocarya birrea) y comer sus frutos fermentados. Es poco probable que los frutos por sí solos les produzcan este efecto, pues tendrían que consumir enormes cantidades en poco tiempo para que su organismo de 3,000kg llegara a emborracharse.
Sin embargo también se alimentan de la corteza, la cual tiende a tener pupas de escarabajo. Tradicionalmente utilizadas para envenenar las puntas de las flechas, son extremadamente tóxicas. Su consumo podría explicar el curioso comportamiento de los paquidermos.
En India, han habido varios casos de elefantes asaltando poblados en busca de bebidas alcohólicas.

Delfines
Durante la filmación del documental "Dolphins: Spy in the Pod", de la BBC, se observó que los delfines manipulaban cuidadosamente a un pez globo para provocar que soltara su veneno. La toxina del pez globo (Tetraodontidae) es 1,200 veces más poderosa que el cianuro y a menudo mortal. No obstante, consumida en pequeñas cantidades produce un efecto narcótico. A juzgar por el curioso comportamiento que mostraban tras interactuar con el pez, estos animales bien saben cuánto consumir.

Gatos
La albahaca de gatos o menta gatuna (Nepeta cataria) les parece completamente irresistible a los mininos. Huelen, comen o se frotan las hojas y flores de esta planta que normalmente crece en los terrenos baldíos de Europa, Asia y Norteamérica. Sus aceites aromáticos provocan extraños comportamientos eufóricos en los gatos, que van desde rodarse hasta cazar ratones imaginarios.
Esto se debe a una sustancia llamada neperalactona, químicamente parecida a un compuesto en su orina, que se adhiere a los receptores de sus neuronas. Esto provoca una respuesta del bulbo olfatorio, lo que a la vez activa la amígdala y el hipocampo. En esencia, se trata de una feromona artificial para gatos y no se considera adictiva o dañina para ellos.

Ualabí
Australia produce aproximadamente 50% del opio legal del mundo, utilizado para la fabricación de morfina y otros analgésicos. Sin embargo, mantener a estos marsupiales fuera de los plantíos de amapola ha presentado un problema. Los ualabíes consumen las flores y experimentan efectos narcóticos. De acuerdo con los granjeros locales, saltan descontroladamente en círculos por un tiempo hasta caer exhaustos. A menudo se puede ver el daño a las cosechas provocado por la ferviente actividad de estos animales.

Mono Capuchino
En Sudamérica, los s han desarrollado una extraña relación con los milpiés. Al sentirse amenazados, estos insectos secretan un compuesto venenoso que contiene cianuro, altamente tóxico y mortal para prácticamente todas las especies. Sin embargo, estos primates han aprendido que al untarse pequeñas cantidades del líquido, no sólo ahuyentan a los parásitos sino que obtienen un agradable efecto narcótico.
Un comportamiento similar se ha observado entre los lémures de Madagascar.

Leer 86 veces
Valora este artículo
(0 votos)

About Author

Ing. Microcomputadoras y Sistemas de Control Electronico

  • Soapama
  • Corona

Sinergia Radio

Visitas en línea

Hay 95 invitados y ningún miembro en línea