JS NewsPlus - шаблон joomla Продвижение
La conspiración de los presupuestívoros en Atlixco

La conspiración de los presupuestívoros en Atlixco

Aquiles Montaño Brito

De acuerdo con algunos reportes de prensa y escritos en redes sociales, en Atlixco se formó recientemente un bloque de “las fuerzas vivas” cuyo objetivo es “detener” al Movimiento Antorchista porque, según ellos, pretende gobernar Atlixco. La noticia no es nueva; es un secreto a voces que ese frente, escondido en la sombra y alentado por funcionarios de alto nivel, se ha ocupado de poner traspiés al trabajo organizativo de Antorcha en aquel municipio, pero toma relevancia ahora que se hace pública su entrada triunfal en la palestra con una reunión a todas luces conspirativa.

            Para mejor entendimiento de esto que digo, me parece importante transcribir lo publicado por la columna “En Punto Estatal”, de El Sol de Puebla, el día miércoles 26 de octubre: “Se unen las fuerzas vivas de Atlixco contra Antorcha. En medio de autocríticas, señalamientos mutuos de errores y de una notable ausencia de liderazgo, representantes PAN, PRI, PRD, Morena, de la Iniciativa Privada, organizaciones sociales y comités de ciudadanos, ayer martes crearon un frente político en Atlixco con el objetivo de “detener” el avance electoral de Antorcha Campesina rumbo a las elecciones de 2018. “Esa organización no puede gobernar Atlixco”, fue la coincidencia de los asistentes y dijeron “pero está haciendo cosas dejadas de hacer por nosotros: ayudar a la gente”. Anunciaron que realizarán una megamarcha en la ciudad donde pretenden difundir la “historia negra” de esa agrupación. La reunión celebrada en uno de los salones de la ex hacienda de San Mateo, propiedad del ex edil priista Pablo Maurer, los asistentes dijeron que “es latente que Antorcha intenta gobernar el municipio en un par de años y es mejor detenerlos”. Miguel Ángel Ordóñez, ex edil priista, quien encabezó la reunión, la cual alcanzó momentos de tensión debido a las críticas de algunos invitados hacia los partidos políticos, dejó en claro una y otra vez: “no es un movimiento político en busca de candidatos, o de intereses personales, grupales y económicos. Se trata de vivir en paz como desde siempre en Atlixco”. Hasta aquí la columna de El Sol.

            Muy bien. Lo primero que habría que aclararle a las autonombradas “fuerzas vivas” de Atlixco es que Antorcha, hasta este momento, jamás ha anunciado ni considerado en serio la posibilidad de lanzar candidato para competir en las elecciones por la presidencia municipal que son, poco menos, ¡dentro de dos años! En primer lugar, porque de acuerdo con esto, aún falta mucho tiempo para ello, aunque a algunos vivales de la política ya se les cuezan las habas por hacer campaña y promocionarse. En segundo lugar, porque nosotros no andamos buscando puestos nomás porque haya que vivir, a como dé lugar, del erario, como sí sucede con las “fuerzas vivas”, que se aferran como garrapatas a los beneficios que otorga el presupuesto.

            Se trata, pues, de publicidad gratuita hecha por quienes sienten pasos en la azotea y que agradecemos, desde luego, pero que no hemos pedido ni necesitamos. Esta publicidad no autorizada, como también es lógico, tiene su explicación. La primera vez que yo oí un comentario de este tipo fue en los primeros días de junio de 2015, en un programa de radio local en el que se analizaba el resultado de las elecciones para diputados federales. Como todo mundo sabe, en el Distrito XIII de Puebla, con sede en Atlixco, ganó el candidato de Antorcha, Ing. Juan Manuel Celis Aguirre, dos a uno contra la candidata del PAN, muy a pesar de todos los pronósticos que nos auguraban una “derrota contundente”, precisamente porque todos los demás candidatos y las mismas “fuerzas vivas” que hoy se unen contra nosotros se dedicaron a hacer campaña en contra de Antorcha, a “sacar a la luz la historia negra” de la organización en cada foro al que tuvieron acceso, a repartir toneladas de volantes para “alertar” a la población sobre los peligros que entrañaba votar por Antorcha, y un etcétera de estiércol producto de mentes enfermas, olvidándose, lo mismo que hoy, de hacer propuestas concretas para resolver las carencias de la gente humilde. Mala estrategia: la población se los cobró caro. Nosotros hicimos nuestra campaña contra todo y contra todos. Y, como dije, no sólo ganamos a pesar de la guerra de lodo, sino que lo hicimos con un contundente dos a uno. El analista del programa de radio, que sabía esto que yo muy escuetamente reseño, sostuvo que con este triunfo Antorcha se convertía en una fuerza capaz de pelear, con altas probabilidades de éxito, la presidencia municipal de Atlixco en el año 2018. Agradecimos el comentario, pero no le hicimos mayor caso dado que, con la diputación ganada y muchos compromisos encima, lo principal era ponerse a trabajar y a resolver los problemas.

            Así, el Ing. Juan Manuel Celis y la diputada plurinominal Hersilia Córdova Morán, abnegada líder de los antorchistas de Atlixco, de inmediato comenzaron a gestionar recursos en la Cámara de Diputados. Sólo en su primer año de trabajo, entre ambos lograron etiquetar 165 millones de pesos para obras en todo el distrito, incluida, por supuesto, la ciudad de Atlixco. Y en el marco de la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, están programando un total de 297 millones de pesos para llevar más obras de gran impacto, 15 millones de pesos para cultura y más de 33 millones para infraestructura deportiva. Esto suma, en números redondos, unos 510 millones de pesos que serán aplicados en obras necesarias y urgentes. Y todavía falta el tercer año del que, por obvias razones, no podemos dar cifras concretas, pero en el que Antorcha, sépanlo de una vez, dará una lucha tenaz para llevar más obras para los humildes y olvidados de toda la vida del Distrito XIII de Puebla.

            Y le pregunto a Pablo Maurer, Miguel Ángel Ordóñez y Héctor Jiménez: Ustedes, señores representantes de las “fuerzas vivas”, ¿qué han hecho por la gente pobre de su municipio? ¿Han logrado algo parecido a lo realizado por el antorchismo de Atlixco, encabezados por la profesora Hersilia Córdova? ¿Pueden presumir un trabajo al menos parecido? Yo creo que no; pero ustedes tienen la palabra y esperamos su respuesta puntual a estas preguntas. ¿O será que lo que realmente les pone los pelos de punta es, como dijo un connotado priista, vivir fuera del presupuesto? ¿Será que les asusta no tener el poder del municipio, con el cual medran a diestra y siniestra? O es que, parafraseando al Salmo, ¿no hay nada sano en su carne, nada íntegro en sus huesos a causa de su pecado. Hedionda podre supuran sus llagas a causa de su locura (de poder y dinero), y van encorvados y en gran manera humillados, porque están sus huesos abrasados y no hay en su carne parte sana? Porque este trinchete de cruzados medievales (y otros que se esconden en el anonimato), con su llamado antiantorchista no hacen sino oponerse al progreso que ya demostramos, con cifras verificables, para los ciudadanos de Atlixco y todo el Distrito XIII de Puebla. Es, pues, el mismo llamado de los caciques y los verdugos del derecho de los pueblos a progresar. Y llama la atención, y sólo para ponerlo de relieve porque en algún momento no muy lejano servirá de referencia para otros análisis, que la cruzada la encabece, fundamentalmente, el priismo rancio y que éste se alíe, para su conspiración, con los cabecillas del PAN, el PRD y Morena. ¿Cuál democracia? ¡Pero si todos son lo mismo cuando hay que pelar por el dinero de pueblo, porque lo consideran de su propiedad!

            La población se ha dado cuenta que Antorcha no la traicionó, como suelen hacer los políticos a que nos referimos, sino que les está cumpliendo. Es por ello que la profesora Hersilia Córdova y sus activistas se han ganado de buena ley la simpatía de los ciudadanos de aquella zona. Así se explica que, día con día, más inteligencias se sumen al Movimiento Antorchista. Y así se explica también que en varios sectores de la población ya se maneje el nombre de la líder atlixquense como posible candidata. Recordemos que, según El Sol de Puebla, los caciques dijeron que Antorcha está haciendo algo que ellos no hacen ni por error: “ayudar a la gente”.

Como dijo el líder nacional de nuestra organización, está llegando ya, ineluctablemente, “el día que Antorcha prenda en el pueblo y este país va a cambiar; algunos dicen que lo vamos a incendiar; yo digo que lo vamos a iluminar”. Puede ser en esta elección o puede ser en la siguiente. El trabajo de cada quien será el severo juez que no perdonará los errores. Otros comen ansias; nosotros no. Vale.

Leer 261 veces
Valora este artículo
(0 votos)
  • Soapama
  • Corona

Sinergia Radio

Visitas en línea

Hay 107 invitados y ningún miembro en línea