°
Weather from OpenWeatherMap

Las Pandillas ya Sacaron las Cadenas y se Disponen a Asaltar el Palacio de Invierno

Por: Mario Alberto Mejía Martínez

Si AMLO y MORENA son sensatos, Yeidckol Polevnsky o Mario Delgado ganarán la encuesta que llevará sólo a uno a la dirigencia nacional de ese movimiento que no sabe cómo ser partido.

Si les gana la pasión o la ofuscación, Muñoz Ledo se alzará con el triunfo.

Si la lógica se impone, Yeidckol Polevnsky regresará al reino del que salió y se entronizará.

De ganar Muñoz Ledo no ganará Muñoz Ledo: ganarán los Ramírez Cuéllar, los César Yañez, los Epigmenios, las Berthas Luján, la parte más retrógrada de ese movimiento que quiere ser partido.

Y ese error le pegaría a AMLO y a la 4T.

Y es que ese sector va por la venganza con un puñal en la mano.

No busca la reconciliación.

Jamás.

Busca la sangre.

Ya mucho han agraviado desde la voz de Muñoz Ledo a Marcelo Ebrard y a Mario Delgado.

Tanto lo han hecho que de ganar el diputado se instalaría la guerra de alta intensidad en ese movimiento que añora ser partido.

Y eso no le convendría a AMLO.

Soltar a las pandillas antes de tiempo, envenenará el ambiente.

Un virus peor que el covid se meterá por las hendiduras.

Y ya no habrá regreso con gloria.

Por eso, si la lógica y la razón se imponen, no ganarán los rudos.

Aunque, ufff, de qué manera, un olor a sangre está por intoxicarlo todo.

Adiós al Cummings de la Cuadra. Víctor Medina Urizar murió el día en que la poeta Louise Glück ganó el Premio Nobel de Literatura 2020.

Ignoro si Víctor, tan amante de la poesía de Cummings, leyó alguna vez a Glück, pero sé que si así hubiese ocurrido le habría encantado.

Víctor era amante de la sencillez compleja de Cummings.

Le gustaba, entre otras cosas, que su poeta de cabecera no se pareciera a ningún otro poeta.

Todavía lo recuerdo leyendo en inglés a Cummings.

A su amado Cummings.

A ese Cummings que seguramente recordó en el momento del último respiro.

(Imagino que cuando yo muera —justo en el momento mismo de mi muerte— recitaré algunos versos de Eliot, de Paz, de López Velarde o de Gilberto Owen).

Víctor siempre fue un poeta discreto.

Publicó poco.

Creo, incluso, que fue más lector que poeta.

Pero fue de esos lectores que terminan por dar más que los propios poetas.

Mi amistad con él duró varios años.

Y esos años fueron fructíferos en conversaciones, en complicidades y en intercambio de autores.

Fuimos tan buenos amigos que le dejaba mi casa cuando salía de vacaciones.

Y eso implicaban mis libros, mis discos y mi cava.

También, faltaba más, mis habanos favoritos.

(Hoyo de Monterrey, por supuesto).

Pero un día la mediocridad de otro terminó por dividirnos.

Y de qué manera.

Sé que fuimos unos tontos por haber permitido que la Pipitilla acabara con nuestras conversaciones.

Alguna vez me le acerqué y le extendí la mano.

Él se hizo el desentendido y se retiró.

Supongo que el agravio era irremediable.

No obstante, sé que siempre supo que yo no lo agravié.

O sí: al permitir —de cierta pero inocente manera— que un ser infinitamente menor buscara perjudicarlo.

Durante esa ausencia siempre lo busqué en las redes.

Y es que extrañaba esa conversación inteligente, apasionada, que terminó por llevarse a la tumba.

Que estas palabras sirvan para curar lo más generoso de nuestras vidas.

A Dei, su hermana, a quien tanto quiero, le doy un abrazo cargado de tristeza.

Se ha ido el poeta.

Se ha ido, también, el Cummings más entrañable de la cuadra.

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Sinergia Radio es…la radio de Atlixco

Atlixco, Puebla
Lama al: +01(244) 76 19 328
Email: sinergiaradio@hotmail.com

Unidad Norte

    Liga Dominical

    We accept the following payment: