°
Weather from OpenWeatherMap

La Mirada Crítica – Los Clanes Secretos

La Mirada Crítica
Por: Román Sánchez Zamora / @RomansanchezZ

Alfredo entro a la oficina, esperaba impaciente, era su primera vez que sucedería, por fin tantos años de estudio… era su primer empleo.

-Viene usted muy bien recomendado, claro que hay varios tiradores al cargo que usted viene a ocupar- le dijo el gerente regional del buro de Ahorro y Comercio.

Alfredo, buen chico de plática agradable, con actitud de respeto y siempre solidario, al pasar el gerente a candidato a primer ministro por supuesto que fue considerado para ser concejal de su partido por recomendación de su jefe.

Carmen, sabía que tenía un nuevo compañero de trabajo y como líder del equipo fue a recibirlo con otros compañeros, de trato humilde, el nuevo comenzó a ser referencia, ella comenzó a frecuentarlo y se volvieron buenos amigos.

Había pasado con el cargo de concejal un año y fue invitado a la comida del ministro, donde sólo sus más allegados irían, solo por un acompañante, eran 25 los invitados.

-Mira pasamos rápido al brindis y vamos con los de la oficina, es muy rápido-, Alfredo le dijo a Carmen, la cual fue casi presionada pues a ella no le gustaban esas reuniones de políticos, ella decía -se sienten que todo lo merecen y que todo lo saben-.

-Francisco, ven, ¿Alfredo con quién viene? Esa muchacha no es su esposa- Le dijo la esposa al primer ministro, el primer ministro llamo a su secretario, observó a Alfredo a lo lejos, el cual se retiró a los pocos minutos para el convivio con los miembros de su equipo de trabajo.

Enero llego, todos regresaron a sus trabajos como de costumbre, todos auguraban un buen año pues sabían que pronto se definirían los cargos de elección en el orden nacional y esos eran observados, Alfredo era uno de los favoritos, pues era el descubrimiento del Ministro.

Alfredo se separó de su concejalía, no fue candidato por su fracción partidista, por una reunión con el jefe de gabinete le dijo que iría en oposición, que recibiría todo el apoyo, todo el equipo estaría con él, pero nada de esto llego.

Trató de regresar a su posición pero su escrito de fin de separación de cargo se perdió, trato de ir con el primer ministro y por razones de agenda no fue recibido.

Los códigos de conducta de los políticos son muy ortodoxos, las reuniones que se dan entre ellos, así como la cercanía con los círculos familiares, estos se presentan como un clan que se auto defiende para asegurar su posición económica y política.

Así como hay un jefe del clan de gobierno, también las familias tienen a un jefe hombre o mujer, el cual es los convoca y genera acuerdos, una figura de respeto, que define muchas cosas pero su actuar va encaminado a tener coaligado al grupo político porque de lo económico ya otros se han de encargar.

Esta figura, es como un padrino o un consejero, siempre emitirá juicios sobre los noviazgos de los hijos, quién será el nuevo en la familia, quién será padrino de quien y así este personaje vigilara que las familias permanezcan unidas para que este clan continúe en el poder.

A los consentidos y nuevas generaciones los tiene en cargos a largo plazo, a los jóvenes los foguea en cargos donde hagan su capital poco a poco y maduren y a los líderes de las familias los tiene en el escaparate nacional, este consejero se mueven entre esa sombra del poder.

Alfredo, pensó que por perder la elección el primer ministro se había enojado, luego pensó que fue por votar una iniciativa contra la voluntad de su fracción, pero recordaba que le habían dicho que el seria como el concejal pensante y reflexivo. Esa noche fue de celebración pues se había logrado la iniciativa y los opositores estaban felices pues se había generado un debate.

Las noches eran el testigo fiel de sus angustias, luego fueron económicas, pues nadie le daba empleo, todos se habían apartado, ya nadie lo reconocía, puso una tienda, y en el anonimato de su trabajo continuo siempre anhelando un poder que por razones extrañas un día se le fue de las manos, algunos dicen que le habían hecho una brujería, otros que le habían pasado la mala suerte, otros más que era mejor así, pues ahora podría disfrutar a su familia, con al cual convivía aún más después de esos siete años en política.

Siempre suspiraba, anhelaba con poder regresar, Carmen, fue concejal años después, a la cual nunca fue a ver y ni ella misma jamás fue a visitarlo a pesar que sabía dónde vivía y las condiciones en las cuales ahora se desarrollaba… su antiguo amigo…

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Sinergia Radio es…la radio de Atlixco

Atlixco, Puebla
Lama al: +01(244) 76 19 328
Email: sinergiaradio@hotmail.com

Unidad Norte

    Liga Dominical

    We accept the following payment: